lunes, 20 de noviembre de 2017

Técnicas de Marketing y Publicidad para mejorar la reputación


Cuidar la reputación es cada vez más importante dada la gran abundancia de información existente en Internet y la facilidad para acceder a ella. Para ello, todo tipo de empresas, marcas e incluso profesionales utilizan técnicas de marketing y publicidad para mejorarla y hacerse visibles, destacando frente a una competencia feroz y sectores canibalizados. Al final, se trata de establecer un nuevo vínculo con los clientes potenciales, ofrecerles una visión de la mejor cara de la marca, creando en ellos un buen concepto que se transformará en respeto y más tarde, servirá de puente hasta la conversión.
Todos los elementos participan en la persecución de este objetivo, pero los recursos del marketing online como es el diseño gráfico profesional son en los que más recae la responsabilidad. Transmitir con la imagen de marca una conducta y unos valores es muy importante, pues será la primera impresión que se cause en un usuario. Será la puerta a entrar en una web o un establecimiento y debe llamar la atención, mostrando de un primer vistazo qué clase de personalidad se va a ofrecer después.
¿Cómo está la reputación online de una marca?
Si no se sabe en primera instancia que dicen de uno en las redes sociales o las páginas de opiniones, basta con realizar un ejercicio muy sencillo en Internet. Entrar en el buscador, teclear el nombre del negocio, la marca o la persona y comprobar los resultados ajenos a los medios propios (páginas web, perfiles de redes sociales, etc.). Si se quiere profundizar, se puede probar a realizar la misma búsqueda con el nombre del servicio ofrecido, por ejemplo, si se buscara una agencia dedicada al diseño, se pondría el nombre, seguido de "diseño gráfico profesional". O incluso seguido de coletillas como "opinión", "opiniones", "reseñas", etc.
¿Qué hacer si los resultados son negativos?
Aquí es donde entran las técnicas de marketing para mejorar la reputación. Lo primero es identificar el problema. ¿Qué factores o comportamientos se critican? ¿Son puntuales o se alargan en el tiempo? ¿Coinciden varios usuarios en la misma opinión? Y a partir de ahí, hay que trabajar por corregir esas deficiencias que están causando comentarios negativos y comunicar que se han resuelto los problemas para que los usuarios vean que se ha actuado en consecuencia. Las técnicas de marketing a aplicar pueden ser estas recomendaciones:
  • Atender todas las redes sociales donde se haya hablado de la marca: puede que no se haya prestado atención a una red social en la que se está hablando o se hablado de la empresa. Crear una cuenta y participar en esas conversaciones da visibilidad hacia los usuarios, denota interés y genera confianza.
  • Ser elegante en la gestión de redes sociales: participar en ellas y atender consultas a través de ellas no quiere decir entrar en discusiones con los usuarios que tengan una opinión negativa. Hay que saber que no siempre será todo de color de rosa y afrontar las consecuencias de posibles errores. Pedir siempre disculpas públicamente y guardar tono amable y de respeto es imprescindible.
  • Tener una imagen de marca directa y clara: como se apuntaba anteriormente, el logo, el diseño de la web, los colores de una tienda... todos los elementos creados para formar la identidad de una empresa deben estar pensados para que los clientes o usuarios los asocien con pensamientos positivos. De esta forma, cuando encuentren detrás un buen servicio o producto, se quedarán aún más satisfechos. Por ello, es imprescindible tener un diseño gráfico profesional que capte la esencia del negocio y lo plasme adecuadamente.
  • Ser transparente en los mensajes corporativos: si se tiene un blog o una web en la que publicar comunicados y novedades, los usuarios verán que pueden acudir directamente a la marca a buscar información. Y si, los temas peliagudos o controvertidos también deben tratarse abiertamente. Si no se tiene nada que ocultar, los clientes agradecen la honestidad. Es un punto clave en la gestión de crisis.
  • Dejarse ver por el resto del sector: no está de más crear o participar en un evento de empresas, dejar ver que se está comprometido con la profesión y dispuesto a aprender y codearse con la competencia. Se pueden generar relaciones sanas y networking que fomentan un buen ambiente entre el resto de profesionales y estos, son también parte del público en los que fomentar una reputación positiva.
  • Informar bien a todos los trabajadores: son los principales prescriptores de marca y si no se es transparente con ellos, no se podrá serlo con gente de fuera. Darles toda la información sobre los pasos a dar en el futuro o las acciones a realizar, haciéndoles además partícipes les hará generar un buen clima laboral y por tanto, respaldarán esa buena reputación. Cualquier decisión que les afecte será siempre mejor recibida si se hace de forma transparente.
Trabajar todos estos factores influyen en mejorar la reputación, pero tras unos años de crisis, las agencias han saturado el sector con acciones cada vez más agresivas y fuertes hacia los usuarios. Por eso, estas técnicas de marketing necesitan llevarse a cabo de forma profesional, con respeto a la audiencia y ofreciendo enfoques diferenciados y novedosos.
Tomado: http://www.periodistadigital.com/periodismo/publicidad/2017/11/20/tecnicas-de-marketing-y-publicidad-para-mejorar-la-reputacion.shtml